>38.-¿BAILAMOS UN TANGO?

>

Hola:

En medio del revuelo que hay aquí, donde se  retocan el peinado, se saca más lustre al calzado, varios toman un cafecito, otras conversan…
Ustedes dirán:

-¿Todo ésto a santo de qué?

-El 11-12-10 hubiese cumplido 120 años el “mudo”, el que “cada día canta mejor”, “el zorzal criollo”, “el morocho del Abasto”…

-Más datos, nació en Francia, pero otro país, Uruguay, se atribuye su nacionalidad.
-¿Nosotros?

-Los argentinos somos “perfil bajo”, ustedes lo saben ¿no?
-Lo sentimos nuestro, nació en Francia, creció acá, fue su patria, su lugar elegido.

-Tuvo su casa, en la que vivía con su madre, doña Berta, fue a la escuela, conoció a sus amigos, escribió las letras de sus tangos, amo, cantó, triunfó.
-Es la tierra donde fue/es amado por todas las generaciones que lo escuchan o ven sus películas.
-¿No saben de quién hablo?
-Son quizá demasiado jóvenes, sus padres seguro que lo conocieron.
– Me pongo de pie, les digo su nombre:
-¡CARLOS GARDEL!
-Morocho, buen mozo, elegante, simpático…
-¿Subjetiva? No, juro que es verdad.
-Y agrego, un cantor de aquellos, un indiscutido.
-Ese día cumplía años otro tanguero de ley, Julio de Caro, violinista, compositor, director de orquesta.
– Se eligió en honor a ambos festejar “El Día Nacional del Tango”.
-¿Qué por qué no lo conté ayer?
-Estuve super ocupada, quedé cansadísima.
-¿Limpieza general?
-No, ¡qué va!
-Fue baile con cortes y quebradas, en la cocina de casa, con mi fiel compañera, la Escoba, que se deja “llevar” con gran entrega.

-¿Qué es el tango?
-¿Un baile, un ritmo, parte de nuestra identidad musical?
– ¿O quizá un abrazo sensual hecho baile?
– Es todo eso y mucho más que se siente, se vive, pero resulta imposible expresarlo en su totalidad.
-A ver las parejas,  se escuchan los primeros acordes de “Volver”.
-Empieza el disfrute.
-¡A sacar viruta al piso!
-Animense, vamos a bailar el 2×4.
-Ya se formaron dos parejas, María con José, Yolanda con Juan.
-¡Bravo! 
-¿No hay hombres disponibles?
-¿Son pataduras?
-Entre mujeres o con el hijo o el nieto.
-Y, ¿por qué no?, la escoba que sirve no sólo para barrer, sino que lo diga la mía.
– Chan-chan. – Silencio.
-¡¡¡Plaff!!!.¡¡¡Plaff!!! – Aplausos.
-¡¡¡Otra!!!¡¡¡Otra!!!
-Nos debemos a nuestro público.
-Permiso…

¿Seguimos dedaleando?
SUsana

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 11-12-10 Día Nacional del Tango- Carlos Gardel y Julio De Caro. Guarda el enlace permanente.